Ecotouring

El Teide desde sus mejores miradores

02/02/2018 Autor: Alfonso Polvorinos / El Ecoturista
  • En familia
  • Geología
  • Paisajes
  • Top
  • foto_panoramica

Situación

Tenerife

Accesos

El parque nacional del Teide cuenta con cuatro accesos. Dos por el norte:  La Orotava por el noroeste a través de la TF-21 y La Esperanza por el noreste para quienes suben desde Santa Cruz o La Laguna por la TF-24. Y dos accesos por el sur: Desde el sureste por Vilaflor y la TF-21, y por el suroeste a través del pinar de Chío, en Guía de Isora (TF-38).

Highlights

El estratovolcán Teide-Pico Viejo, que es en realidad lo que forma la montaña en forma de cono del Teide. Formaciones geomorfológicas asociadas al vulcanismo. Destacan los miradores de La Ruleta, Las Narices del Teide y la vista desde la cima del Teide.

Cuando

Todo el año, aunque en la primavera y comienzos del verano está especialmente bonito en floración. junio es muy buena época por la explosión de color de los Tajinastes Rojos en flor.

En invierno suele haber nieve y hay que informarse previamente de los accesos y estado de la carretera principal.

Consejos

Lo más recomendable es dedicar al menos dos jornadas al parque nacional (algo más incluso si estamos interesados en recorrer alguna de las rutas de la vasta red de senderos del parque nacional). Una opción idónea es dormir en el parador de turismo, de estratégico emplazamiento.

Llevar ropa y calzado de montaña para las caminatas por los senderos. En la cima puede hacer mucho frío aunque el día esté soleado.

El parque nacional del Teide presenta dos accesos por el norte (que confluyen en El Portillo), un acceso por el suroeste y otro por el sureste ¿Por dónde comenzar la subida? La orientación del Sol nos da la respuesta. La opción más fotográfica es desde Santa Cruz o San Cristóbal de La Laguna por el Monte de la Esperanza hasta el parque nacional. Fue el recorrido que hice mi primera vez en la isla, con 18 años recién cumplidos y carnet de conducir recién estrenado a bordo de un “flamante” Seat Panda de alquiler, para más señas. Me marcó sobremanera. El Teide, no el coche. Y también os marcará especialmente si tenéis la fortuna de ascender uno de esos días en el que los vientos alisios pegan las nubes al norte de la isla y podéis disfrutar del Teide con mar de nubes. La panzaburra como aquí lo llaman. Si el día amanece nublado en el norte, no lo dudéis, es un día propicio para subir a la cumbre canaria…

alt="ecotouring por le parque nacional del Teide"
Ecotouring por el parque nacional del Teide

La carretera TF-24 se retuerce una y otra vez para ir ganando altura y llegar a los primeros miradores del Teide, todavía fuera del parque nacional aunque dentro del manto verde que es el parque natural de la Corona Forestal, un cinturón vegetal conformado sobre todo por pino canario (Pinus canariensis), y que rodea toda la isla entre los 300-2.200 metros de altitud (según zonas) tapizando la estructura volcánica de las Cañadas y el estratovolcán Teide-Pico Viejo. El Parque Natural de la Corona Forestal (creado en 1987), es el mayor espacio protegido del archipiélago canario, con casi 50.000 hectáreas. Es un mundo verde de paisajes verticales, de barrancos, de mares de nubes, de olor intenso a pino canario…, tanto que contiene el 90% de los pinares endémicos de Tenerife. Os recomiendo una parada en el Mirador de Ortuño (WP.1), con una estampa inolvidable del Teide y con suerte el mar de algodón, antes de seguir camino, cada vez con mejores vistas (incluso a la vecina isla de La Palma) y llegar a otra suerte de puntos panorámicos. Impera una parada en el mirador de La Crucita (WP.2), donde el pinar se aclara y se puede tener una visión muy amplia y gratificante del este de la isla con los últimos pinos canarios salpicando un paisaje tan agreste como el de la parte alta del valle de Arafo (Riscos del Afara y caldera Pero Gil). Al fondo, la isla de Gran Canaria. Este mirador es el límite del parque natural y del nacional.

alt="Teide"
El Teide subiendo por La Esperanza

La carretera continúa en suave ascensión hasta la curva más famosa de Canarias, donde el trazado de la carretera ha dejado al descubierto una llamativa estratificación multicolor conocida como La Tarta (WP.3). Imposible no detenerse. Y sería un pecado no hacerlo….

Seguimos camino hacia El Portillo por la TF-24 y pasamos junto al Observatorio Astronómico del Teide para llegar al mirador del Corral del Niño (WP.4), es otro buen lugar para parar y disfrutar de la aérea visión sobre el Valle de La Orotava al oeste y Güímar y La Candelaria al este, muchos metros más abajo.

alt="La Tarta"
La Tarta

El Portillo, acceso a las Cañadas

 

Desde El Portillo cambiamos la TF-24 por la TF-21 para adentrarnos en el corazón del parque nacional. Aquí se unen la subida por el Valle de La Orotava y la nuestra por La Esperanza. Es la entrada norte a la magnificencia del Teide, la montaña más emblemática de las islas Afortunadas. La carretera a partir de aquí va ofreciendo diferentes opciones de parada para conocer la vertiente noreste del Teide y el sobrecogedor paisaje de Las Cañadas de la semicaldera superior. Proliferan los miradores en los que dejar el vehículo y los lugares que atraviesa la carretera en los que contemplar (dado que hay que circular despacio por el interior del parque) diferentes elementos de un panorama volcánico casi irreal.

alt=Tajinastes rojos en flor en las Cañadas del Teide"
Tajinastes rojos en flor en las Cañadas del Teide.

La primera parada que os aconsejo es el centro de visitantes de El Portillo (WP.5), donde os recomiendo una visita para conocer más sobre este singular espacio natural protegido. En la zona es frecuente también la presencia de lagarto tizón (Gallotia galloti galloti). Es el punto de partida para una de las rutas senderistas más célebres del parque: la pista de Siete Cañadas, que recorre toda la semicaldera superior entre coladas de lava y malpaís en el que crecen tajinastes, retamas y hierbas pajoneras, entre otras muchas plantas.

alt="lagarto tizón"
Lagarto tizón macho
alt="minas de San José"
Minas de San José

De nuevo en ruta llegaréis a uno de mis enclaves preferidos: la zona llamada las Minas de San José (WP.6). Si hay un lugar en la Tierra que se asemeje a la superficie marciana o lunar debe ser éste. A la derecha Montaña Rajada y a la izquierda un mundo imposible sobre el Valle de las Piedras Arrancadas. También se aprecia Montaña Blanca sobresaliendo por detrás de Montaña Rajada y, tras ambas, el omnipresente Teide y Pico Viejo. ¿De dónde sale tanta proliferación de piedras? de las repetidas erupciones de Montaña Blanca, que junto al estratovolcán Teide – Pico Viejo, es el único volcán del parque que ha erupcionado en más de una ocasión. Es decir, se trata de un volcán poligénico. En cada erupción se expulsa de forma violenta un sinfín de piroclastos de diferentes grosores (desde bombas volcánicas hasta la ceniza más fina). El espectacular colorido se debe a que son rocas con alto contenido en sílice. Estas fonolitas (rocas conocidas como piedras pomez) no fluyen con facilidad y se depositan desperdigadas por la superficie que se ve en las minas de San José y el valle de tan expresivo nombre. En cada erupción se emite también lava muy viscosa (domo de Montaña Rajada).

Ensimismados por la fuerza del paisaje volcánico pasamos junto al inicio de la pista y senda para subir al Teide caminando, en la base de Montaña Blanca, un par de kilómetros después de las minas de San José, y por el mirador del Tabonal Negro (WP.7) y el de Montaña Majúa, cerca de la estación inferior del teleférico (WP.8), desde donde se contempla una visión frontal de Montaña Guajara. Estamos ya cara a cara con el gigante Teide, el padre Teide.

alt="Cráter de Pico Viejo desde el Teide"
Cráter de Pico Viejo desde el Teide

Llegados a este punto una recomendación es alojarse en el parador de turismo de las Cañadas del Teide por dos razones: la primera es poder disfrutar del parque un mínimo de un par de jornadas, dejando el descenso para el día siguiente. La otra es incluso más consistente si tenemos intención de coger el Teleférico y subir a la cima y es que, si no es a primera hora, lo normal es que las colas de vehículos y autobuses sean mayúsculas hasta el punto de dejarnos con las ganas de coronar el techo de Canarias.

Tocando el techo de Canarias

La opción que siempre recomiendo cuando de caminar hasta la cima se trata es subir a pie por el sendero que asciende por Montaña Blanca hasta el refugio de Altavista (y dormir allí). Es una subida dura pero muy gratificante, aunque el momento álgido de la ascensión es al día siguiente, cuando uno se levanta de madrugada para cubrir las dos últimas horas de caminata hasta la cima con el tiempo justo para ver amanecer desde el techo de Canarias. Verdaderamente indescriptible. Si las condiciones son buenas tendréis frente a vuestros ojos las siete islas canarias. Las más cercanas, y que no suelen faltar a la cita, son Gran Canaria, El Hierro, La Gomera y La Palma.

alt="Vista norte desde el cráter del Teide"
Vista norte desde el cráter del Teide

El teleférico asciende en pocos minutos desde la estación inferior (2.300 m.; WP.9) a la superior (La Rambleta WP.10; 3.555 metros de altitud). Sí, ya sé que restan casi 200 metros hasta la cima, pero esos son imprescindibles realizarlos caminando (previo permiso). El cono del Teide (3.718 metros altitud) presenta un cráter de 80 metros de diámetro y se accede como digo a pie, entre un intenso olor a azufre. En el cráter se aprecian pequeñas fumarolas. Ya sea desde La Rambleta o desde el punto más alto, las panorámicas son espectaculares. Sin duda es la mejor perspectiva sobre circo de Las Cañadas y la hilera de montañas que enmarcan por el este la semicaldera inferior y la superior separadas por los Roques de García. Destaca sobre el resto la cima que está justo detrás del parador. Se trata de la Montaña Guajara y es la tercera altura de la isla, justo mil metros menos que el Teide.

Desde La Rambleta se accede a una serie de miradores acondicionados: mirador de La Rambleta (5 minutos; WP.11), mirador de La Fortaleza (20 minutos, con vistas al norte y oeste de la isla; WP.12), y mirador de Pico Viejo (30 minutos; WP.13). A pesar de que caminar a esta altitud supone un gran esfuerzo físico, se trata de pequeños paseos y con grandes recompensas visuales.

alt="sendero del Teide"
Sendero final de subida al Pico Teide.

Regreso a Las Cañadas

De nuevo en el aparcamiento de la estación inferior del teleférico. Seguimos ruta sobre cuatro ruedas para acceder hasta el mirador de La Ruleta (WP.14), en pleno conjunto de roques y situado en balcón sobre Ucanca y La Catedral. El mirador de la Ruleta es un lugar clave dentro del parque nacional. Aquí se encuentran las caprichosas formaciones rocosas de los Roques de García (WP.15), una de las imágenes más fotografiadas del parque nacional. Es el punto que sirve de separación entre la semicaldera inferior y la semicaldera superior del Teide.

Desde el mirador se observan algunos de los diferentes elementos y formaciones volcánicas del paisaje. Desde sedimentos en Ucanca hasta islotes de rocas antiguas, las coladas emitidas por el Pico Viejo, pitones fonolíticos como la propia Catedral y diques fonolíticos como los Roques de García.

alt="mirador de la Ruleta"
Mirador de la Ruleta, con la Catedral en primer término y el Llano de Ucanca.
alt="Teide en invierno"
Estampa invernal del Teide.

Después del asomo a la semicaldera inferior, nos dirigimos de lleno hacia ella siguiendo carretera abajo. Antes de llegar se pasa junto a una zona de llamativo color verde. Se trata de Los Azulejos (WP.16) y la coloración de la roca se debe a alteraciones hidrotermales.

 

La carretera avanza entre cañadas por la margen de la semicaldera inferior y os propongo la siguiente parada en el mirador del Llano de Ucanca (WP.17). La perspectiva sobre el Pico Viejo y el Teide es muy diferente y su cara oriental se nos va mostrando cada vez de forma más generosa. El Llano de Ucanca es la mayor de las cañadas existentes en el parque nacional, a la derecha emergen una serie de pitones –uno de ellos de porte sobresaliente ya lo conocemos bien: La Catedral (WP.18) – y roques. Un sendero permite llegar en apenas 15 minutos andando hasta la base de la catedral. Más adelante dejamos a la izquierda el mirador de la Zapatilla de la Reina (WP.19) y llaneamos hasta Boca Tauce (WP.20), acceso sureste a las Cañadas del Teide.

alt="Llano de Ucanca"
Llano de Ucanca.
alt="La Catedral y el LLano de Ucanca"
La Catedral y el Llano de Ucanca.

Otro de mis miradores favoritos es el que viene a continuación: el de las Narices del Teide. Se trata del mirador de Chío (WP.21) y se accede desde Boca de Tauce por la desviación a la derecha (TF-38). En el propio cruce de Boca Tauce merece la pena una primera parada en el mirador de Boca Tauce (WP.22), frente a la cañada de Pedro Méndez. Una larga recta que se abre paso entre un mar de lava conduce sin pérdida hasta el mirador, situado a la derecha de la carretera. Tenemos ante nosotros la cara sur del descomunal Pico Viejo, que en realidad forma parte del mismo complejo volcánico del Teide. A mitad de ladera, en la parte alta, se observan un par de agujeros en la negra superficie de lava como si fueran sendos orificios nasales, son las llamadas Narices del Teide. Se trata de dos bocas adventicias por las que salió al exterior la famosa erupción de 1798, la última ocurrida dentro de los límites del parque nacional, que duró tres meses y que dejó el calcinado paisaje que las circunda y la colada de lava desciende ladera abajo hasta detenerse en Chavao.

alt="mirador narices del Teide"
Mirador Narices del Teide.

El panorama sobre el Pico Viejo (Montaña de Chahorra) es sublime. Se trata del segundo volcán más alto de la isla (3.135 metros), con un cráter de más de 800 metros de diámetro, mucho mayor que el del Teide. No se me ocurre mejor visión para despedir este recorrido de ecotouring en el parque nacional del Teide antes de comenzar el descenso, cada vez más pronunciado, por el pinar de Chío hasta las inmediaciones de Guía de Isora, en el oeste de la isla y al pie de la TF1. Si la bajada coincide con la caída del sol, las estampas del atardecer prometen no olvidarse nunca…

alt="roques de García"
Roques de García

Lista de Way Points GPS Los Mejores Miradores del Teide:

WP.1:  28 R359456 E3141755

WP.2:  28 R354772 E3136328

WP.3:  28 R353955 E3135094

WP.4:  28 R351001 E3131684

WP.5:  28 R346394 E3131925

WP.6:  28 R344176 E3127645

WP.7:  28 R341994 E3126806

WP.8:  28 R 340657 E3126391

WP.9:  28 R340507 E3126491

WP.10:  28 R339244 E3128193

WP.11:  28 R339264 E3128210

WP.12:  28 R339230 E3128665

WP.13:  28 R338655 E3128191

WP.14: 28 R339954 E3123001

WP.15: 28 R339873 E3123101

WP.16: 28 R340319 E3122413

WP.17: 28 R339536 E3121691

WP.18: 28 R339954 E3123036

WP.19: 28 R337478 E3121652

WP.20: 28 R335033 E3121901

WP.21: 28 R333376 E3124781

WP.22: 28 R335298 E3122070

  • Síguenos en

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies