Internacional

Las mejores Cascadas de Islandia

08/05/2019 Autor: Alfonso Polvorinos
  • Geología
  • Paisajes
  • Top
  • foto_panoramica
  • video_youtube

Situación

Islandia

Accesos

Existen varias compañías aéreas que vuelan desde España a Keyflavik, el aeropuerto internacional de Islandia. Vuelos directos regulares desde Madrid, Barcelona y Alicante. Las compañías aéreas que comunican España con Islandia son Iberia, Vueling, Icelandair, Wow Air, Norwegian y Primera Air.

 

Highlights

Cualquiera de las cascadas mencionadas en este reportaje. Destacan además las lenguas glaciares del parque nacional Vatnatjokull, la laguna Jokursalon, el avistamiento de ballenas en Husavik y en Reykjavik, así como destino de birdwatching.

Cuando

Invierno y verano son dos épocas muy diferentes para disfrutar de la naturaleza islandesa. La nieve y las auroras boreales son los principales alicientes invernales si bien la movilidad por la isla se reduce notablemente. El verano, cuando la nieve se retira, la gama de colores cobra protagonismo en el vulcanismo insular y es cuando las cascadas muestran su cara más espectacular.

Mejor época julio y agosto, si bien la cantidad de turistas es elevada, principalmente en la zona sur de la isla.

Consejos

Islandia es un destino idóneo para descubrir por libre, mediante ecotouring con un vehículo de alquiler. Sin embargo recomendamos descubrirlo a través de alguno de los viajes de agencias de viaje especializadas como Ecowildlife Travel, www.ecowildlife.es , de la que el autor de este reportaje es guía tourleader.

 

Glaciares, lagunas con icebergs, volcanes, geotermalismo… la lista de alicientes naturales es infinita en un país 100% naturaleza. Seguramente el viajero acude a esta isla del norte de Europa con la mente puesta en estos recursos pero a medida que se va topando con las múltiples cascadas que se descuelgan por la orografía islandesa, éstas pasan a ocupar un puesto más que destacado en los atractivos del viaje. En muchos casos incluso el mayor atractivo.

 

Y es que Islandia está repleta de cascadas y saltos de agua. Quizá sean una decena las más famosas –con algunas de ellas a la cabeza en Europa- pero la realidad es que las cascadas se cuentan por cientos en este país. Enormes o pequeñas (diminuto es un concepto que no existe en la natura islandesa), caudalosas, altas, anchas, escalonadas, etc. Las hay para todos los gustos pero sin duda todas comparten monumentalidad y ninguna deja indiferente.

Skógafoss con su doble arcoiris.

Al norte existen cascadas de gran importancia como pueden ser Detifoss (la más caudalosa de Europa, aunque las hay en Islandia con mayor belleza) y Godafoss, o en los fiordos del oeste como la cortina escalonada de Dynjandi, pero es en la parte meridional del país donde se localizan las cascadas más bellas de Islandia. Éstas son algunas que no faltan en ninguna de las listas de los saltos de agua más imponentes del país. No están todas las que son pero si son todas las que están:

Godafoss

Seljalandfoss

Una de ellas, espectacular, es la cascada hasta la que se llega sin problema con un ligero desvío de un par de kilómetros desde la carretera nacional 1 (la célebre Ring Road) a la altura de Seljaland. Ya desde la carretera 1 imponen sus 60 metros de caída, pero cuando uno llega hasta su base se da cuenta de que si ésta cascada casi no viene ni en los mapas con el tamaño que tiene… cómo serán las demás. En España, gozaría sin duda de algún tipo de figura de protección notable, pero aquí, pasa casi desapercibida entre la espectacularidad de las cascadas islandesas.

Seljaland, de 60 metros altura

Con el paso de los años, en diferentes viajes he comprobado cómo ha adquirido el protagonismo turístico y  cartográfico que merece. Esta cascada de Seljalandfoss, muy cerca de otra a su derecha, presenta la particularidad de que se puede cruzar por debajo de la cortina de agua sin riesgo de nada más que una muy fina llovizna. Impresionante para obtener imágenes con una perspectiva diferente. Cuidado con las rocas resbaladizas.

Se puede pasar por detrás de la cortina de agua en Seljalandfoss.

Con el tiempo la pradera donde se dejaba el vehículo también ha evolucionado al actual aparcamiento de pago. Parquímetro incluido.

 

Coordenadas aparcamiento: Lat. 63.615413°  Long. -19.993813°

Skógafoss, una de las más espectaculares del país.

Skógafoss

Unos kilómetros más adelante, de nuevo en la Ring Road, se llega a Skögar, donde se encuentra la imponente Skögafoss, una de las más altas de Islandia.

 

A la cascada de Skögafoss se accede de forma libre en vehículo y luego menos de 5 minutos a pie desde el aparcamiento. Por la parte derecha se remonta la ladera hasta miradores superiores (400 escalones) pero probablemente la visión más imponente de esta cortina de agua caudalosa y perfecta sea la frontal. Skögafoss es, con sus casi 70 metros de caída, una de las cascadas más altas de Islandia. Las tres cascadas y algún reguero más que se aprecia desde la carretera descienden de las alturas del Eyjafjallajökull.

Panorámica desde el mirador superior.

Llamará a buen seguro la atención el revoloteo incesante de los fulmares boreales en las inmediaciones de la cascada, donde tienen sus nidos. Estas aves pasan la mayoría del tiempo en alta mar pero vienen a criar a los acantilados costeros o próximos al mar.

 

Coordenadas aparcamiento: Lat. 63.528922°  Long. -19.513018°

Desde la carretera, la primera visión de Skógafoss con su cortina de agua de 70 metros de altura es impactante.

Gullfoss

Uno de los tres enclaves del Círculo de Oro junto con Geysir y el parque nacional Pingveillir y es la espectacular cascada de Gullfoss. A 9,6 kilómetros de Geysir, por la carretera 35 se llega a la “Cascada de Oro” (Gullfoss).

 

 

Gullfoss es la mayor de las cascadas islandesas.

La cascada Gullfoss es célebre por su fácil acceso y proximidad a la capital, y por su forma y enorme caudal, que despeña las aguas del Hvítá, en una singular cascada en forma de L, con 37 metros de caída la primera y 50 metros de profundidad la cascada inferior. Una serie de miradores dispuestos sobre las rocas basálticas permite disfrutar de diferentes panorámicas de ambos saltos. A la senda que enlaza los miradores por la parte izquierda de la cascada (derecha orográfica del río), se accede desde el aparcamiento superior, con restaurante, tiendas e información, o bien desde el parking  de la cascada inferior, a la que se llega por la carretera que sale en una curva unos metros antes de llegar al gran aparcamiento superior. Es posible acercarse hasta el borde de las rocas, junto al salto superior, pero cuidado con los resbalones.

Desde el aparcamiento superior, en días despejados, es visible el glaciar Langjökull.

Coordenadas aparcamiento: Lat. 64.325344° Long. -20.130875°

Svartifoss

La llamada cascada negra, que se desploma entre sugerentes columnas basálticas de ese color, es uno de los principales atractivos del parque nacional Skaftafell –célebre por el glaciar. Las columnas hexagonales de origen volcánico aportan un telón de fondo diferente al resto de las cascadas de la isla. También es una cascada diferente al resto de las mencionadas en este reportaje por presentar un acceso algo más exigente. Unos 45 minutos a pie ida y otros tantos de vuelta desde el centro de visitantes del parque nacional.

 

Coordenadas aparcamiento: Lat. 64.015889°  Long. -16.968705°.

 

 

Kirkufellsfoss

Al oeste de Reykjavik se encuentra la deliciosa península de Snaefells. Terreno salvaje, auténtico, con menos turismo que en la parte sur y que poco a poco va centrando la atención de los visitantes por enclaves como éste. La cascada Kirkufells.

El pico que se ve tras ella lleva el mismo nombre y presenta una forma curiosa y hechizante, algo así como el Cervino islandés. No por la altura, pues está al borde del mar y apenas supera los 450 metros, pero sí por su forma de cuerno. Se encuentra junto a la 574, cerca de Ólafsvik.

Kirkufellsfoss. Esta cascada de nombre impronunciable es probablemente una de las postales islandesas más bellas. Mejor por la mañana para la luz.

En el parque nacional Snaefells destaca el volcán que da nombre al espacio natural y a la península. Una montaña muy fotogénica en la que Julio Verne situó la entrada al interior terrestre en su novela “Viaje al Centro de la Tierra”.

 

Coordenadas aparcamiento: Lat. 64.927380°  Long. -23.307017°

 

 

Gjàin

Este sugerente enclave destaca por constituir un verdadero oasis en el paisaje volcánico del centro de la isla. Las cascadas no son de gran altitud pero forman un conjunto muy armonioso que ha pasado a formar parte de la lista de paradas para los amantes de los escenarios naturales de la película Juego de Tronos, abundantes por cierto en el país.

Gjáin se ha hecho famoso a raíz de Juego de Tronos, como muchos otros lugares en Islandia.

Aunque se puede llegar en vehículo, presenta un acceso más complejo que el resto y por encontrarse en una zona menos turística. No obstante bien merece la pena. Se llega por pistas de tierra desde la 327 que parte de la 32 (cerca de Flúdir).

 

Coordenadas aparcamiento: Lat. 64.149019°  Long. -19.736672°

 

 

Hemos querido destacar éstas cascadas entre una larga lista por su espectacularidad y fácil acceso que estamos seguros harán las delicias de tu próximo viaje a Islandia. No te las pierdas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies