Espacios Naturales

Parque natural Sierra de Andújar, tesoro natural andaluz

24/10/2017 Autor: Alfonso Polvorinos / El Ecoturista
  • Mamíferos
  • Observar aves
  • Top
  • foto_360
  • video_360
  • foto_panoramica
  • galeria

Situación

Jaén

Accesos

Andújar (Jaén) se localiza en las estribaciones meridionales de Sierra Morena, al pie de la Autovía A-4. Se ubica a 28 km. al sur de Bailén y 80 km. al norte de Córdoba capital por la misma autovía de Andalucía. Desde Jaén 44 km.

El acceso al parque natural Sierra de Andújar se realiza por la carretera A-6178 que se adentra desde la ciudad de Andújar hacia el norte (entrada sur del parque) y lo cruza por completo en dirección Fuencaliente y Puertollano (Ciudad Real). La parte oriental la cruza la carretera entre Andújar y Baños de la Encina (A-6177).

Highlights

Lince ibérico con la mayor población mundial de la especie, águila imperial ibérica, águila real, buitre negro y nutria son los cinco animales más emblemáticos. Proliferan ciervos y gamos.

Excelente parque natural para Birdwatching, con 178 especies de aves.

Santuario Nuestra Señora de la Cabeza.

Cuando

Todo el año, si bien en verano es una zona bastante calurosa. Si nuestro calendario de visita lo marca la oportunidad de observar lince ibérico la mejor época es octubre-diciembre, seguida del verano (junio-septiembre) y el mes de enero. Abril y mayo son buenos meses para lince y un verdadero espectáculo para la floración del monte  Mediterráneo. Finales de septiembre y comienzos de octubre para ver y escuchar la berrea. Otoño también es la época de la ronca del gamo.

El 12 diciembre es Día Internacional del Lince. El domingo más próximo a ese día se celebra en el parque (consulta Centro Visitantes)

El invierno es muy frío en la Sierra de Andújar, algo que debes tener muy e cuenta durante las esperas de lince y llevar mucha ropa de abrigo.

Consejos

Estudia bien la mejor época de observación en función de los recursos naturales que te interese ver.

Realiza la visita al parque de la mano de empresas profesionales de Ecoturismo, que te ayudarán a sacar el máximo partido de tu visita a la par que contribuyes activamente a la conservación.  Te recomendamos Iberus Medio Ambiente.

En el interior de la Sierra de Andújar hay más oferta de alojamiento (rural) que en la ciudad. En la ciudad te recomendamos el hotel del Val y el restaurante El Choto.

En el interior del parque te recomendamos el restaurante del Complejo Turístico Los Pinos, muy cerca del Centro de Visitantes.

Más información turística de Andújar, la provincia de Jaén y Andalucía

 

En la vertiente meridional de Sierra Morena se encuentra un espacio natural de singular importancia medioambiental. Un territorio que ha nacido para ser uno de los enclaves ecoturísticos por excelencia del panorama internacional: el parque natural Sierra de Andújar. Y es que en sus casi 75.000 hectáreas de Monte Mediterráneo, encuentran el hábitat que necesitan los Cinco Grandes andaluces. A la cabeza, el lince ibérico, que cuenta en estas montañas con su mayor población.

Protegiendo sus riquezas

A tenor de tanta riqueza, en 1989 esta área natural de contorno limítrofe triangular casi perfecto fue declarada parque natural. El paisaje se caracteriza por relieves alomados (cuya máxima altura son los 1.290 m. del Burcio del Pino), dominados por bosque mediterráneo en el que proliferan encinas, alcornoques, quejigos, y matorral a base de lentiscos, jaras, brezos, madroños, etc. Abundan también en el estrato herbáceo las aromáticas como el cantueso y destacan varias orquídeas. Muchas de estas plantas son endémicas.

Vista hacia el sur desde la subida al Santuario Ntra. Sra. de la Cabeza.

A grandes rasgos, la vegetación de esta sierra se diferencia bastante bien dependiendo de la zona del parque. Si bien son estos árboles típicamente mediterráneos los que forman el bosque que tapiza la sierra, en las partes altas de la vertiente septentrional de la zona norte existen robles melojos y hacia el sur el árbol dominante es el pino de repoblación (piñonero, carrasco y negral) que llega a copar el 21% de la superficie del parque. El 15% son dehesas (encinas y en menor medida alcornoques) y el 18-22% matorral mediterráneo.

Narciso
Observación de fauna en el Valle del Jándula

¿Cómo visito el parque natural?

La mayoría de la superficie del parque son terrenos privados, pero existe una red de senderos que permite recorrer las principales zonas de uso público. Alguno de los más interesantes se ubican en el entorno de los cursos fluviales, pero lo mejor es acercarse hasta el Centro de Visitantes Viñas de Peñallana donde nos informarán de qué hacer para sacar el mejor provecho a la visita. El edificio es además un centro de interpretación y cuenta con buena documentación. ¿Imaginas qué puede sentir un conejo cuando un lince se acerca al acecho hacia él? compruébalo tu mismo gracias a esta imagen 360 VR .

Una de mis zonas preferidas es el precioso Valle del río Jándula que, ubicado a 400 metros de altitud, marca la cota más baja de esta sierra. Por su biodiversidad, las laderas, las aguas del Jándula y el bosque de ribera que lo flanquea bien merecen una visita pausada, de varios días. En él uno puede toparse con instantes buscados, casi garantizados, como es la observación de la fauna más representativa de la Sierra de Andújar por tierra, agua y cielo; y toparse con momentos mucho más inesperados. Excepcionales por su singularidad o rareza, como ocurrió en mi última visita, cuando –mientras nos deleitábamos con infinidad de pajarillos en busca de nutrias-, un ciervo nos brindó un momento de esos que no se olvidan: el cruce a nado del río. Así es la Sierra de Andújar.

Los Cinco Grandes andaluces

Buitre negro

Linces ibéricos, águilas imperiales, águilas reales, buitres negros y nutrias, los llamados popularmente “Cinco Grandes o Big Five andaluces” ponen en valor la enorme importancia natural de este enclave de la Sierra Morena jienense. Son la bandera de una nutrida lista faunística compuesta por 48 especies de mamíferos, 21 de reptiles (destaca el galápago europeo y los lagartos verdinegro y ocelado), 14 de anfibios (sobresale el tritón ibérico y el sapo partero ibérico), 10 de peces y 178 especies de aves. Excelente currículum sin duda, con mención especial a las especies amenazadas.

Gamo

Una enorme cantidad de herbívoros como ciervos, gamos o muflones –no tanto corzos-, y la abundancia de jabalíes o zorros no hacen sino aumentar la sensación real del visitante de saberse un verdadero privilegiado. Incluso la cabra montesa comienza a dejarse ver en la zona de la presa de La Lancha. Y no olvidemos que en estas montañas se observaron los últimos lobos ibéricos de Sierra Morena (hace ahora una década). Quizá sean también las primeras a las que regrese nuestro gran cánido salvaje en su progresión meridional reconquistando viejos territorios…

Observando al lince 

En este monte Mediterráneo predominan las aglomeraciones de cuarcitas (pizarras) y relieves algo más escarpados en la porción septentrional del parque, dejando paso en la parte central y sur a los afloramientos graníticos de forma redondeada tan característicos (pertenecientes al batolito de Los Pedroches) y que se conocen localmente como “bolos”.  Estos bloques graníticos hacen las delicias del lince y su perfecto mimetismo del pelaje, así que será un buen sitio para intentar localizar al amenazado y esquivo felino.

Bolos graníticos en la dehesa, el hábitat predilecto del lince ibérico en Andújar

Corren “buenos” tiempos para el lince gracias a los diferentes proyectos de recuperación (Life) que han permitido la franca recuperación de la población por encima de los 500 ejemplares toda vez que en 2002 saltaran las alarmas al censar la población lincera en solo 94 individuos en la península Ibérica (que es lo mismo que decir en todo el mundo). Su área de distribución pasaba de las 125 a las 1.600 hectáreas actuales. Gracias a esta positiva evolución la Sierra de Andújar puede presumir de poseer la mayor población mundial de lince ibérico, cifrada según el último censo en 140-160 individuos (que junto a los 20-40 linces de las vecinas sierras de Cardeña y Montoro forman el núcleo principal de la especie). ¿Qué ha permitido fundamentalmente la proliferación del lince? La presencia de otro animal, el más importante en el parque, que tiene largas orejas y grandes incisivos… El conejo silvestre es la especie clave pues de él dependen, además del lince, emblemas de la fauna ibérica como el águila imperial o el águila perdicera.

La observación de lince ibérico ha de hacerse, como con el resto de animales pero especialmente con los más sensibles, bajo las pautas del turismo responsable referidas en el “Manual de Buenas Prácticas para la Observación de Oso, Lobo y Lince en España”. Hacerlo además de la mano de profesionales convierte a la experiencia en mucho más gratificante. Ecoturismo en esencia.

Desayuno con productos ecológicos locales
Escudriñando la dehesa en busca del felino…

En mi caso fue la empresa local Iberus Medio Ambiente, perfecta conocedora del terreno, quien una vez más me guió y mostró los múltiples encantos serranos. Un completo recorrido por diferentes hábitats gozando de las aves, los mamíferos… y culminado con el colofón final del lince. Insuperable. Y es que esta empresa cuenta con un 80% de éxito en la observación en sus salidas linceras, si bien este porcentaje varía a lo largo del año. A grandes rasgos los mejores meses para la observación de lince en Andújar (que difiere de otras zonas) son los de otoño y comienzos del invierno; de octubre a diciembre (90% éxito), bajando algo en enero al 70-80% y hasta el 50% en los dos meses siguientes. Abril y Mayo es buena época para verlo por la actividad de los cachorros (60-70%). Finalmente, en el verano, de junio a septiembre la observación se centra en los puntos de agua subiendo de nuevo el porcentaje de éxito hasta aproximadamente el 80%. Iberus es además una empresa comprometida con la conservación de la naturaleza, destinando parte del importe de las actividades en proyectos de conservación, y que aporta a la actividad un valor añadido sobresaliente: los desayunos y almuerzos camperos con productos ecológicos locales que ofrecen a sus clientes durante las actividades.

Birdwatching
Lince ibérico macho

En mi última visita, cuando las últimas luces apuraban al máximo la tarde, este macho se acercó al recinto donde se realiza la suelta de conejos… la cena estaba servida y aunque la luz era muy poca y la distancia lejana, pudimos disfrutar del inesperado momento que queremos compartir con vosotros en este video. Testimonial pero emocionante.

Birdwatching sobresaliente

En un día de observación suele ser casi seguro el avistamiento de águila imperial, águila real y buitre negro –ahí es nada-, así como decenas de especies de otras aves residentes y migradoras. Aunque el protagonismo se lo llevan las citadas rapaces, la Sierra de Andújar destaca por las elevadas densidades de pájaros como críalo, pito ibérico, vencejo cafre, curruca rabilarga, curruca carrasqueña, etc.

Rabilargo

Es un lugar reputado entre los observadores de aves dado el buen estado de salud de estas tres grandes rapaces en la Sierra de Andújar: águila imperial (24-25 parejas), águila real (20-24 parejas) y buitre negro (80 parejas).

Águila imperial ibérica

Una privilegiada porción de monte Mediterráneo que convierte cada instante del día en un abanico de posibilidades para disfrutar de un ecoturismo de primer nivel. Las primeras luces del día (y especialmente de la tarde en el caso del gato clavo) son las mejores para el avistamiento del lince. También para la observación de la siempre esquiva nutria y las horas de mayor actividad de ciervos, gamos, etc. Los grandes herbívoros no obstante se observan con facilidad a lo largo de toda la jornada, exceptuando el mediodía en época estival que buscan más la sombra. Por lo que al turismo ornitológico se refiere, si bien la mayor actividad pajarera se centra en estas horas crepusculares y vespertinas, cuando comienza a calentar el sol y a formarse las primeras térmicas, los habitantes alados de mayor tamaño empiezan a poblar el cielo (rapaces y especialmente los buitres). Como veis el día da para mucho en Andújar pero ¿y al caer la noche? Pues no dejéis de mirar al cielo, esta sierra se encuentra dentro de una de las mayores –si no la mayor- Reserva y Destino Starlight del mundo: Sierra Morena.

Ciervo europeo

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies