Espacios Naturales

Parque natural Somiedo

11/05/2017 Autor: Alfonso Polvorinos / elecoturista.com
  • galeria
  • video_360

Situación

Asturias

Accesos

Pola de Somiedo es la capital del concejo y principal población del  parque natural. El acceso más rápido desde Oviedo es por la  A-63 hasta Cornellana, la As-15 hasta Laneo  y la As-227 hasta Belmonte y Aguasmestas, entrada del parque. Por el sur desde León hasta Piedrafita de Babia y de ahí por la LE-495 hacia el puerto de Somiedo. Se puede llegar por el este desde Teverga a través de la AS-265.

Highlights

Oso pardo cantábrico y otros muchos mamíferos, bosque atlántico, brañas y lagos de Somiedo.

Cuando

La primavera y el otoño son las mejores épocas para la visita coincidiendo con los meses más activos para la fauna y en el mejor momento para la flora (floración y colores hoja respectivamente).

Consejos

Te recomendamos la empresa local Somiedo Experience para descubrir la naturaleza somedana.

Una buena interpretación del paisaje (y resto de recursos) basada en la geología te la proporcionará la empresa Geoface.

Con su declaración en Junio de 1988 como Parque Natural, Somiedo se convertía en el primer espacio natural asturiano protegido por la legislación autonómica. En poco tiempo, pasó a erigirse en referente de la naturaleza cantábrica y en un modelo a seguir en conservación, no solo a nivel regional, sino también estatal e incluso internacional. Con el paso de los años, Somiedo ha ido sumando figuras de protección que han multiplicado su imagen exterior como paraíso de la biodiversidad bien conservada. Este proceso culminó en noviembre de 2000 con su declaración como Reserva de la Biosfera (la primera que se declaraba en Asturias, al mismo tiempo que el Bosque de Muniellos).

Casi 30 años después Somiedo sigue considerándose paradigma de buena gestión y conservación de sus recursos naturales, culturales y etnográficos, buque insignia de la mejor naturaleza asturiana y referente nacional e internacional. El oso pardo, el lobo ibérico, la berrea del ciervo, el celo de los rebecos, las aves forestales y de montaña, sus bosques bien conservados, su extraordinaria diversidad de mariposas, orquídeas y hongos, son sólo algunos de los muchos atractivos de un enclave que cuenta además con el Monumento Natural del Conjunto Lacustre de Somiedo (Lagos de Saliencia y Lago del Valle).

Pocos escenarios naturales mejores para inaugurar la sección de Espacios Naturales de El Ecoturista, entre los paisajes donde confluyen los sustratos geológicos del Occidente asturiano (marcando el límite por el este de aluviones y depósitos de la Rasa, así como de las cuarcitas) y Oriente asturiano. Dominan en Somiedo los sustratos calizos, las pizarras y las areniscas.

El sustrato, junto a la orientación de sus cuatro valles principales (Pigüeña, Somiedo, Valle y Saliencia) y su notable diferencia de altitudes -que van desde los 395 metros de altitud en Aguasmestas hasta los 2.194 m. altitud del Pico Cornón-, posibilita la existencia de una de las mejores muestras de los ecosistemas atlánticos de la Cordillera Cantábrica, en los que aparecen representados más de la mitad de las comunidades vegetales de la región, más de la mitad de las especies de su flora y las especies más singulares de su fauna que solo en vertebrados cuenta con 188 especies, la mayoría de gran valor y con algún grado de protección.

Varias cumbres del parque se elevan por encima de los dos mil metros.

Somiedo es además Zona de Especial Protección para las Aves, grupo vertebrado que posee 120 especies entre las que destacan sin duda la escasa población del amenazadísimo urogallo cantábrico y otras como la perdiz pardilla, el pico mediano, el pito negro, el águila real, el alimoche, el treparriscos, el gorrión alpino, el roquero rojo, etc. Bosques de hayas, robles, encinares y abedulares fundamentalmente, ponen la pincelada forestal aderezando un bello óleo al natural en el que destacan los importantes trazos que dibuja la emblemática Centaura de Somiedo (Centaurium somedanum) o la enorme variedad de orquídeas, entre otras muchas flores y especies vegetales.

Somiedo cuenta además con un entorno rural único, ligado a la trashumancia ganadera estacional de los Vaqueiros de Alzada y sus célebres cabanas de teito diseminadas aquí y alllá por las montañas somedanas, o agrupadas en sus famosas brañas, una de las estampas más icónicas de esta preciosa tierra asturiana. Estos vaqueiros trashumantes coexisten con los xaldos o ganaderos sedentarios.

Y claro, con casi 300 kilómetros cuadrados de territorio y tantos atractivos naturales y etnográficos, resulta complicado elegir qué ver en este parque natural y reserva de la biosfera, así que voy a intentar facilitaros la labor apuntando los atractivos imprescindibles; algo así como los highlights de Somiedo.

Lago del Valle.
Ruta al Valle del Lago.
Rebecos cantábricos.
Escobas en flor. La Peral.
Observación de oso en el valle de Somiedo.
Últimos colores del otoño y primeras nieves en el valle de Somiedo.
Primavera en el valle del Lago.

Lagos de Somiedo

Este monumento natural está formado en realidad por dos conjuntos lacustres, el de los lagos de Saliencia (la Cueva, Calabazosa, Cerveriz y un cuarto lago estacional enclavado entre el lago de la Cueva y los de Calabazosa y Cerveriz. Pasaréis junto a él subiendo por la pista desde el Alto de la Farrapona) y el Lago del Valle.

Lago Calabazosa. Valle de Saliencia.

Los senderos de pequeño recorrido PR.AS-15 y PR.AS.15.1 visitan estos espectaculares lagos de origen glaciar. El PR.AS-15 pasa por todos ellos en un recorrido de 14 km. (dif. media) entre el Alto de la Farrapona y la población de Valle de Lago.

Observación de fauna

El rey de Somiedo es el Oso Pardo Cantábrico (mejor época primavera y comienzos otoño), pero en las montañas somedanas se puede disfrutar de otros espectáculos naturales como son la berrea del ciervo (mediados septiembre-mediados octubre, aunque depende de las lluvias), el celo de los rebecos (primera quincena de noviembre) o la observación de lobo ibérico (mejor época en invierno y agosto-septiembre).

Oso pardo Cantábrico

Hacerlo de la mano de una empresa local siempre es lo más recomendable siempre. No me quiero olvidar de otras especies de sumo interés como el corzo, la nutria, el águila real, el pico mediano, la salamandra rabilarga, el lagarto verdinegro, el desmán, la rana bermeja o la víbora de Seoane, entre otras muchas.

Bosques

Gran diversidad forestal en la que dominan los bosques atlánticos garantía con su carácter caducifolio, de grandes otoños. Hayas (fundamentalmente) y robles tapizan las laderas montañosas en las zonas umbrosas las primeras y en las zonas soleadas los segundos. Por encima los abedules, acompañados de denso sotobosque,  son los últimos representantes arbóreos en altura (1.600-1.700 m.) antes de dar paso a los matorrales –piorno o escoba- y pastos de altura.

Este gradiente forestal lo encontráis en los valles de Saliencia, Pigüeña y Somiedo. En las cotas más bajas del parque (zonas bajas de los valles de Somiedo y Pigüeña) podéis encontrar encinares y castañares (La Malva, La Riera, Aguasmestas).

El hayedo requiere mucha humedad ambiental.

Brañas

Ufff, con unas 40 brañas que albergan unas 370 cabanas de teito (cabañas con techo triangular vegetal, de escoba/piorno) hay donde elegir. Las brañas o conjuntos de cabanas de teito más célebres son La Pornacal y Braña Viecha (ruta del valle de Pigüeña; PR.AS-14.1; 6 km; dif: baja), la braña de Mumián (PR.AS-11 entre El Llamardal y El Coto; 6,5 km. dif: baja) y La Peral (en la ruta La Peral-Villar PR.AS-14; 13 km. dif: media), ambas en el valle de Somiedo) o las Brañas de Saliencia  (PR.AS-12; 8 km. Dif: media, entre Arbeyales y Saliencia), en el valle homónimo. Otras brañas de gran interés son la Santa María del Puerto y la de Sousas; el sendero de Pequeño Recorrido PR.AS-16 enlaza ambas con final en Valle de Lago tras 9,5 km. de dif: media). Os recomiendo una visita al Ecomuseo de Somiedo (Veigas).

Es cierto que a nivel ecoturismo con lo que más se vincula a Somiedo es con la posibilidad de vivir una de las situaciones más emocionantes que puede proporcionar la naturaleza ibérica, como es el avistamiento del oso pardo en libertad. Esta  experiencia os la contaré con detalle otro día…

Teito en el valle del Lago.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies